10 de julio de 2011

Chiang Mai: Monzón, mercados, templos y Mua Thai

Después de cuatro horas interminables en una mini-van de vuelta a Chiang Mai, ya que contamos cada una de las curvas que el conductor cogía con a velocidad de la luz. Al final, llegamos sanos y salvos a Chiang Mai, la segunda ciudad más grande de Tailandia.




El único problema es que durante los dos días que teníamos planeados estar en la ciudad, el monzón decidió aparecer y no dejarnos ni tan solo ver los lugares más emblemáticos de la ciudad. Finalmente, el domingo, pudimos salir a dar una vuelta al Sunday Marker, un mercado gigante que se extiende a lo  largo de la ciudad antigua.


Uy, botifarres!! ah no no.. Chiang sausages.



Mira que policía más gracioso... igual que los mossos, eh!
Como la lluvia no cesaba, teníamos que encontrar un plan B. Así que el segundo día nos animamos a ir a ver un combate de Muai Thai. En realidad, la que me animé fui yo, porque en Gerard estaba encantado.
Utilizamos la estrategia del regateo de “último momento”, es decir, nos presentamos en la entrada, cinco minutos antes de que empezara y le regateamos hasta que por el precio de una entrada V.I.P, nos colocamos los dos delante cuadrilátero. Olé… Hay que decir que una lady boy era más fácil de persuadir de lo que nos pensábamos.

Para lo que como yo no tengáis ni idea en lo que consiste un combate de Muai Thai, aquí os dejo unas imágenes y algunas explicaciones básicas. Respecto a las fotos hice lo mejor que pude porque ni la luz, ni las cuerdas me dejaban muchas opciones.

El Muay Thai es por excelencia el deporte nacional de Tailandia. Se define como un deporte combinado con defensa personal y arte marcial.

Se dice que antiguamente el Muay Thai estaba considerado  como un arte esencial, y forma parte del curriculum real para poder acceder al trono.

Una vez los contrincantes acceden al ring, llevan en la cabeza un Mongkon y un Pong Malai alrededor del cuello. El Mongkon es una banda especial entretejida que representa al gimnasio del que provienen. Mientras, el Pong Malai son con ornamentos florales en forma de collares, que les entregan los amigos o los seguidores como gesto de apoyo y deseo de buena suerte. Algunos también utilizan  el Papriachat, lazos que se encuentran alrededor de los bíceps y que simbolizan amuletos de buena suerte de los familiares más cercanos.








 De lo que más llama la atención es el ritual antes de empezar un combate. Los boxeadores comienzan una especie de danza, llamada Wai Khru Ram Muay donde se imitan varios animales o profesiones, según he leído. Esta danza tiene como objetivo poner en movimiento la mayor cantidad de músculos posible y ayudar a enfocar la mente. En esta misma danza, los participantes supuestamente rezan y se consagran a los dioses.

La verdad es que después de ver un combate en directo, si que lo veo más como un deporte que otra cosa. Aunque eso no quita que sea un deporte un poco extremo, porque aunque haya unas reglas fijadas, los participantes se calientan pero bien.







Motivadissssssimo, eh.
Lo que no me gusto, es que aceptaran combates de niños de forma semi profesional. Sobretodo después de que me contaran, que muchos de estos niños se dedican al Muay thai porque es una manera de sacar de la pobreza a su familia. Muchos de ellos proceden de familias muy humildes, que incitan a sus hijos a combatir, ya que esta muy bien pagado.

Próximo destino... LAOS.. yeaaaahh

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores